Como directora de una empresa de prevención de riesgos conozco las vaivenes de los negocios y del mundo laboral. La apariencia positiva no lo es todo pero si que es una parte esencial que debes mantener en cualquier momento. Pues bien, esto lo sabemos todas y todas tenemos nuestros métodos, sea ejercicio físico, un baño caliente o una charla animada. De nada sirve la fachada sin no te cuidas el interior y son estos momentos pequeños, estos pequeños regalitos que nos hacen fuertes.

En uno de mis recientes viajes a Italia he descubierto los efectos tremendos de la cosmética natural moderna sobre el bienestar. En una feria en Roma he aprendido que lo natural no significa solo unos aceites milagrosos sino que se trata de sustancias producidas con modernos métodos de producción y a la vez basadas en conocimientos de miles de años de antigüedad. Muchas cremas, por ejemplo, contienen más de un 50 por ciento de agua pura como base. Innovadores fabricantes de cosméticos lo reemplazan ahora con elixires, como Aloe Vera, que no sólo es un excelente hidratante, sino que además contiene una gran cantidad de antioxidantes que protegen la piel de los radicales libres y previenen el envejecimiento prematuro.

Nuevos métodos tipo “high tech” como el del dióxido de carbono supercrítico (scCO2) extraen las moléculas de las plantas con extrema pureza y finura para su procesamiento efectivo.

Es un mundillo fascinante que te abre nuevos horizontes y perspectivas sorprendentes. Por eso he decidido compartir mis experiencias al ofrecer una selecta gama de productos naturales.  Y si queréis consultar alguna cosa podéis visitar mi blog www.bellezanaturalblog.com 

Mayte